México enfrenta una crisis de derechos humanos y una grave situación de corrupción e impunidad.  A nivel global, México es considerado como uno de los países con mayor impunidad, así lo muestra el Índice Global de Impunidad. El Índice también apunta que México presenta dos grandes problemas: de funcionalidad y de estructura del sistema de justicia penal.
Otro dato revelador es que el 97.1 por ciento de los casos en el sistema de procuración de justicia mexicano es por detención en flagrancia. Además, sólo se denuncian 7 de cada 100 delitos que ocurren en el país. Una de las razones es la falta de confianza en las autoridades de seguridad y procuración de justicia.  La reforma constitucional en materia político-electoral publicada en 2014 plantea la transformación de la Procuraduría General de la República (PGR) en Fiscalía General de la República (FGR).

El Seminario “La Fiscalía que México necesita” realizado en la Ciudad de México en noviembre de 2016 fue una oportunidad para que el Colectivo #FiscalíaQueSirva reflexionara acerca de los grandes temas que preocupan sobre la procuración de justicia. El Colectivo referido está formado por
diversas organizaciones, académicos, líderes de opinión y diversos actores que desean participar en la transformación de la instancia federal de procuración de justicia, para que dé una respuesta efectiva a las necesidades que enfrenta el país en términos de impunidad.

Comenzar de cero, deconstruir para construir, refundar las instituciones de procuración de justicia en el país, parecen ser la única salida para dar un giro de ciento ochenta grados y cambiar de manera definitiva la forma como se procura justicia en México. Desde la voz de nuestros expertos invitados, las opciones parecen ser simples: o se aprovecha el momento histórico que tenemos frente a nosotros, o tendremos, al menos, veinte años más de impunidad y corrupción para México.