Comisión Nacional Consultiva de los Derechos Humanos en Francia otorga Premio de Derechos Humanos 2016 a la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho

 

15 de diciembre de 2016,

París, Francia

 

  • Commission nationale consultative des Droits de l’homme (CNCDH) otorga el Premio de Derechos Humanos de la República Francesa «Libertad-Igualdad-Fraternidad» a la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho (FJEDD) por su trabajo en la defensa y protección de las personas migrantes.
  • El premio fue entregado por el Ministro de los Asuntos Exteriores, Jean-Marc Ayrault, y Christine Lazerges, la Presidenta de la CNCDH a la Directora Ejecutiva y fundadora de la FJEDD Ana Lorena Delgadillo Pérez en el recinto Quai d’Orsay.

 

El equipo de trabajo de la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho dedican este premio a los sobrevivientes de la violencia en México, a las familias de desaparecidos y ejecutados, y a los miles de migrantes que cruzan México cada año buscando una vida mejor para ellos y sus familias.

Durante la recepción del reconocimiento, Ana Lorena Delgadillo contó la historia de Gustavo, quien salió de Guatemala en 2014 junto con 8 migrantes más, rumbo a los Estados Unidos. La última llamada que recibió su familia fue realizada desde Tamaulipas, una ciudad extremadamente violenta para los migrantes. Pocos días después desaparecieron. Hasta hoy no sabemos nada de ellos.

Apuntó que “estar recibiendo este premio en Francia, el país de los derechos humanos, trae un mensaje de no más impunidad, no más injusticia y no mas violencia para las y los migrantes en Centroamérica, México, para las víctimas mexicanas, pero también en otras regiones como Asia, África, Europa y ahora para los migrantes que pueden sufrir por el cambio de gobierno en los Estados Unidos.”

También señaló que desde la Fundación “hemos aprendido que es importante y necesario que gobierno y sociedad civil trabajen de la mano; en el tema de migrantes hemos construido conjuntamente mecanismos transnacionales que deben permitir el acceso a la justicia. Los mecanismos nacionales no son suficientes para las víctimas, cuando los hechos de violencia ocurren en un país, y las familias se encuentran en un país diferente”.

Finalmente, concluyó que “México tiene instituciones, tiene buenas leyes, pero falta la voluntad para que esto funcione en beneficio de las víctimas. Existe una debilidad institucional y es necesario que esto se refuerce, que no haya militares en las calles, que la procuración de justicia sea efectiva para que no haya impunidad”. Muchos retos en la construcción de un camino hacia la paz en los que la Fundación seguirá trabajando para que así sea.

Para más información sobre el premio, ver: http://www.cncdh.fr/node/1517

Para descargar el comunicado completo: Fundación para la Justicia recibe premio Francia de DH